lunes, 18 de octubre de 2010

Ahora...

... Después de la tormenta siempre llega la calma
y con el tiempo las montañas se allanan,
los años se convierten en semanas... o ni eso,
es simple... poder vivir en paz... y nada más.